Arancini o croquetas de arroz de calabaza con gorgonzola y salsa de yogur al pimentón

#Aperitivos, entrantes y tapas 15 febrero 2018



Hoy de aperitivo tenemos unos arancini o croquetas de arroz. Los arancini son típicos de la cocina italiana del sur. Como pasa en nuestra cocina española, de esta receta hay múltiples variantes, a la hora de cocinar el arroz, y los rellenos. 


Para hacer esta receta he preparado un Risotto de calabaza, y los arancini están rellenos de queso gorgonzola, aunque puede servir otro queso azul que nos guste. La combianción de calabaza con gorgonzola, me gusta especialmente, y la empleo mucho, tanto en risotto, como en cremas. Si hasta ahora no la has probado, atrévete. Si no eres amante del queso, tienes otras opciones de relleno, con carne picada o pescado, por ejemplo.


Es una receta perfecta para una celebración, porque cunde mucho, y podemos adaptar cantidades a nuestras necesidades. El montaje de la bola es sencillo porque la masa de arroz es muy manejable. Y además, si queremos podemos hacer distintas variantes, con tan solo cambiar el relleno.


¿te apuntas?


¡¡¡¡A por ella!!!


Ingredientes


Salsa de yogur al pimentón


1/2 limón en tiras y el zumo


1 ajo


120 gr de yogur griego


30 gr de aceite de oliva


1 - 2 cucharaditas de pimentón 


1/2 cucharadita de sal


1 pellizco de pimienta molida


Arancini


100 gr de pan seco 


60 gr de queso parmesano


60 gr de cebolla


150 gr de  calabaza cortada en trozos de unos 3 cm


30 gr de aceite de oliva


200 gr de arroz arborio


40 gr de vino blanco


500 gr de agua 


1 pastilla de concentrado de verduras casero


1 pellizco de sal o al gusto


1 pellizco de pimienta negra


2 huevos


8 hojas de Salvia fresca picada


2 - 3 cucharadas de harina


120 gr de queso gorgonzola cortado en trozos de 1 cm


aceite para freir


Preparación


salsa de pimentón


Paso 1. Añadimos al vaso la ralladura de limón y trituramos 8 segundos velocidad 7. Bajamos los ingredientes de las paredes al fondo del vaso, con la espátula.


Paso 2. Añadimos el ajo y troceamos 2 segundos velocidad 9. Con la espátula bajamos los ingredientes de las paredes al fondo del vaso.


Paso 3. Incorporamos el yogur, el aceite de oliva, el pimentón, sal y pimienta y mezclamos 20 segundos velocidad 4. Retiramos la salsa a un recipiente pequeño, tapamos y reservamos en el frigorífico.




Arancini o croquetas de arroz


Paso 4. Añadimos al vaso el pan y el queso y trituramos 20 segundos velocidad 8. Retiramos y reservamos en un bol pequeño.


Paso 5. Incorporamos la cebolla, la calabaza y troceamos 5 segundos velocidad 5. Con la ayuda de la espátula bajamos los ingredientes al fondo del vaso.  A continuación, añadimos el aceite y programamos  4 minutos Varoma velocidad 1.


Paso 6. Añadimos el arroz y sofreímos 2 minutos 100ºC giro inverso velocidad 1,5.


Paso 7. Incorporamos el vino y programamos 2 minutos 100ºC giro inverso velocidad 1,5.


Paso 8. Añadimos el agua, la pastilla de caldo, sal y pimienta y programamos 20 minutos 90ºC giro inverso velocidad 1,5. Ponemos el Risotto en una bandeja a enfriar. A continuación lo reservamos en el frigorífico tapado durante 2 - 3 horas.


Paso 9. Una vez frío añadimos una yema de huevo y lo mezclamos con la espátula. Reservamos la clara de huevo.


Paso 10.  Batimos en un bol la clara de huevo reservada y 1 huevo. 


Paso 11. Con las manos ligeramente engrasadas en aceite, cogemos con una cucharadita un poco de arroz y moldeamos en la palma de lamano, ponemos en el centro un trozo de queso gorgonzola, y cerramos formando una bola. La envolvemos en harina, a continuación la pasamos por huevo y por último por la mezcla de pan rallado y queso. Repetimos la operación hasta terminar con todo el arroz. Aproximadamente salen unas 30 unidades. Aunque eso dependerá del tamaño de las bolas.


Paso 12. Freímos en una sartén con aceite. Y la servimos acompañadas de la salsa de yogur.


Trucos y sugerencias



  • Podemos preparar la salsa de yogur momentos antes de servir.

  • El queso gorgonzola se puede sustituir por otro queso cremoso.

  • Podemos usar un sobrante de un Risotto o de un arroz blanco, para preparar los arancini, y solo nos ocupamos del relleno. Es una forma de aprovechar un resto.


solo queda disfrutar de la mezcla de sabores y de la textura, suave.


un abrazo


Fotos y texto: AgurtzaneS