COMO EVITAR QUE SE MEZCLEN LOS SABORES USANDO EL VAROMA

#Trucos 10 septiembre 2015

COMO EVITAR QUE SE MEZCLEN LOS SABORES USANDO EL VAROMA Cuando usamos el Varoma, el vapor que sube del vaso se convierte de nuevo en líquido. Este líquido toma el sabor de los ingredientes que tenemos en el Varoma, así que cuando cae en el vaso nos enriquecerá el guiso que tengamos cociendo.Pero hay algunas veces que no nos interesa que se mezclen, ya sea porque no pega la combinación, o porque no nos guste, o estemos guisando platos diferentes que deban comerse por separado.Pues bien, para estos casos yo tengo un truco, y éste os puedo jurar que es de cosecha propia, se me ocurrió un día y me funcionó. Quizás alguien ya lo haya hecho alguna vez, pues solo hay que tener un pelín de imaginación para buscar la solución a un simple inconveniente puntual.Supongo que muchos haríais la cocción en dos turnos, por un lado la cocción del vaso y por otro la del Varoma, pero eso es una pérdida de tiempo y de dinero, ya que podemos hacerlo todo a la vez sin mezclar los sabores (o al menos, evitándolo en un porcentaje muy alto).De la manera que yo lo hago, no solo no mezclo sabores y cuezo dos cosas a la vez (o más, según lo que tenga en el Varoma) si no que encima estoy consiguiendo un potenciador de sabor para próximos guisos.  Me seguís? Me parece que no… jejeOs lo cuento poniendo como ejemplo lo que hoy voy a cocinar a mis peques…En el vaso tengo caldo de pollo casero donde haré una sopita de fideos… Y en la bandeja del recipiente Varoma tengo dos filetes de merluza… Pero no me interesa mezclar los sabores…Allá voy!! Abro el Varoma y, en la parte inferior (sabéis que consta de dos partes) que es la más alta, pongo “cualquier objeto” pequeñito que no sea ni muy alto ni muy ancho. Yo he puesto la tapa de un tupper pequeño. Ahora os explico el porqué…Quiero poner encima de la tapa del tupper, un plato que me recoja el caldo que se genere de la cocción al vapor, en ese caso ese caldo tendrá el sabor de la merluza.Y porqué la tapa del tupper? Muy sencillo, si pongo el plato directamente me pueden pasar dos cosas:Una: que el plato no encaje en la base del Varoma, se quede inclinado y no pueda encajar la bandeja del Varoma,Dos:  si el plato cabe en la base del Varoma me tapará los agujeros de dicha base y no dejará que circule el vapor. Fijaros que alrededor de la tapa del tupper hay mucho espacio para que suba el vapor del vaso al Varoma.Cuando acabemos de guisar, el plato estará con algo de caldo (la cantidad dependerá de la cantidad de alimentos que hayan en el Varoma), ese caldo es el que hemos evitado que caiga al vaso y se mezcle con la sopa. En este caso tendré un caldito de pescado que me guardaré en la nevera o congelador y que podré usar cuando haga una paella, o una fideuá, una salsa para mariscos o cualquier otro guiso que contenga pescado.Como os he comentado, no se evita la mezcla de sabores al 100% pero sí evitamos que ese sabor de pescado se note en la sopa de pollo