Masa para pizzas

#Masas, panes y repostería 21 octubre 2017


Llega el sábado por la noche. Quieres relajarte y cenar algo sencillo. ¿Pizza? No, mejor aún, pizza casera. Con Thermomix® es tan rápido, fácil y sencillo que ni me lo pienso. ¿Por qué comprar una pizza precocinada cuando puedo hacerla en casa de forma natural y aprovechando lo que tengo por la nevera?


Tanto a niños como a adultos les encanta. Se puede preparar al gusto de cada uno y es un alimento completo y sano.


La verdad es que esta es una de las recetas de masas de la Thermomix® que más me gustan. Además, aunque la receta que te pongo hoy es la más sencilla, puedes hacer muchas variaciones, usando distintos tipos de harina o incluyendo cereales y frutos secos, por ejemplo.



  • Ingredientes (para una pizza grande o dos medianas):

  • 200 gramos de agua

  • 50 gramos de aceite de oliva virgen extra

  • 20 gramos de levadura prensada fresca (de panadería) o 1 sobre de levadura de panadería deshidratada

  • 400 gramos de harina (preferiblemente de fuerza)

  • 1 cucharadita de sal

  • Preparación:

  • Paso 1: Vierte en el vaso el agua y el aceite. Programa 30 segundos, 37º, velocidad 1.

  • Paso 2: Añade la levadura y mezcla durante 5 segundos, velocidad 4.

  • Paso 3: A continuación, incorpora la harina y la sal. Programa 1 minuto, vaso cerrado, velocidad Espiga.

  • Paso 4: Retira la masa del vaso, introdúcela en una bolsa de plástico y déjala reposar hasta que doble su volumen (un mínimo de 30 minutos).

  • Paso 5: Precaliente el horno a 250º.

  • Paso 6: Coloca la masa en una bandeja de horno engrasada con aceite y extiéndela con las manos aceitadas o con un rodillo, hasta obtener el tamaño deseado.


Una vez que tienes tu masa de pizza preparada, sólo tienes que poner los ingredientes que más te gusten y meterla al horno, bajando la temperatura a 225º, y hornear durante 20 minutos o hasta que la pizza esté dorada.


Yo soy una clásica y suelo hacer, por lo menos, media pizza de jamón y queso. También me gusta mucho preparar una más ligera con tomate natural, mozzarela y albahaca, la típica pizza Margarita, vamos. Acompaña tu pizza con una buena ensalada y un vinito italiano, y tendrás la cena perfecta.