Roscón de Reyes

#Navidad 05 enero 2018


¡Ya vienen los Reyes! Y con ellos, el Roscón. Si aún no te has atrevido a probar la receta del Roscón de Reyes con Thermomix® , no sé a qué estás esperando.


Con esta receta conseguirás una masa de roscón esponjosa y deliciosa, digna de las mejores pastelerías. El rellenarlo o no ya va según los gustos de cada uno. A mí me gusta hacer uno mixto relleno de nata y trufa.


Una de las cosas que hay que tener en cuenta a la hora de ponerse a preparar el Roscón es el tiempo. Necesita 3 tiempos de levado, es decir, hay que dejar reposar la masa del Roscón 3 veces durante el proceso de preparación. Así que hay que tener un poco de paciencia.


Otra cosa muy importante es la calidad de los ingredientes que vamos a utilizar. La levadura que sea siempre de panadería (mejor fresca) y la harina tiene que ser de fuerza con un mínimo de 11/12 gramos de proteína. Consúltalo en la etiqueta antes de comprarla.


Venga, ¡manos a la masa!


Ingredientes:


Para el azúcar aromatizado:



  • 120 gramos de azúcar

  • La piel de 1 limón (sin la parte blanca)

  • La piel de 1 naranja (sin la parte blanca)


Para la masa madre:



  • 70 gramos de leche

  • 10 gramos de levadura prensada fresca de panadería

  • 1 cucharadita de azúcar

  • 130 gramos de harina de fuerza


Para el resto de la masa:



  • 60 gramos de leche

  • 70 gramos de mantequilla (a temperatura ambiente)

  • 2 huevos

  • 20 gramos de levadura prensada fresca de panadería

  • 30 gramos de agua de azahar

  • 450 gramos de harina de fuerza

  • 1 pellizco sal


Para decorar:



  • Huevo batido

  • Fruta escarchada

  • Almendra

  • Azúcar humedecido


Elaboración:



  • Paso 1: Con el vaso y las cuchillas muy secos, pulveriza los 120 gramos de azúcar programando 30 segundos, velocidad progresiva 5-10.

  • Paso 2: Añade las pieles del limón y la naranja a través del bocal y programa 15 segundos, velocidad progresiva 5-10. Reserva el azúcar aromatizado en un bol aparte para más tarde.

  • Paso 3: Pon en el vaso todos los ingredientes de la masa madre (70 gramos de leche, 10 gramos de levadura, 1 cucharadita de azúcar y 130 gramos de harina de fuerza) y programa 15 segundos, velocidad 4.

  • Cuando acabe el tiempo, saca la masa del vaso y forma una bola sobre la encimera. Introduce la bola en un bol y cubre con agua templada. Cuando flote y doble su volumen, estará lista.

  • Paso 4: Pon en el vaso el azúcar aromatizado reservado, el resto de ingredientes de la masa (60 gramos de leche, 70 gramos de mantequilla, 2 huevos, 20 gramos de levadura, 30 gramos de agua de azahar, 450 gramos de harina de fuerza y un pellizco sal)  y, por último, la masa madre. 

  • Programa 30 segundos, velocidad 6. Amasa programando 3 minutos, vaso cerrado, velocidad espiga. La masa se moverá formando una bola. Deja reposar dentro del vaso hasta que la masa salga por el bocal (aproximadamente 1 hora, en función de la temperatura ambiente).

  • Paso 5: Baja la masa con la espátula y vuelve a amasar dentro del vaso programando 1 minuto, vaso cerrado, velocidad espiga. Retira la masa del vaso (estará blanda) y ponla sobre una superficie enharinada. Dale forma de bola alisándola bien con las manos.

  • Paso 6: Coloca la bola en la bandeja del horno, forrada con papel de hornear. Para formar el roscón introduce los dedos en el centro y abre la masa de modo que el agujero central sea bastante grande (quedará una corona de unos 35 cm de diámetro). Pinta con huevo batido y adorna con frutas escarchadas, almendras y azúcar humedecido. Deja reposar la masa antes de hornear hasta que doble su volumen (entre 1 y 2 horas).

  • Paso 7: Precalienta el horno a 200º. Hornea entre 20 y 25 minutos, y baja la temperatura a 180º durante los últimos 5 minutos de cocción. Coloca el roscón en la última bandeja del horno para evitar que se queme la parte de arriba, ya que crecerá un poco más.


Si quieres, puedes congelar la masa del roscón antes de hornearla. Tendrás que hacerlo después del segundo levado. Congela la masa en forma de bola envuelta en film transparente. Saca la masa del congelador la tarde anterior y, una vez que ablande, dale forma y decórala. Después, tendrás que dejarla reposar una última vez antes de meterla en el horno.


Otra opción es congelar el roscón horneado, en porciones o entero. Con que lo saques media hora antes, será suficiente.


¡Anímate! ¡Qué aproveche! Y... ¡Felices Reyes!